Jueves, 2020-10-29, 2:29 AMBienvenid@, en este momento usted es Amig@ Visitante

Blog



"No tenemos cerebro, somos el cerebro" 

Esto afirma Rodolfo Llinás en su libro "El Cerebro y el Mito del Yo"; lo repite tantas veces como puede para que entendamos acertadamente  qué se quiere decir con esta afirmación, para que entendamos su significado e importancia. Sin Cerebro no hay cultura, no hay nada de eso que llamamos vida consciente, ni voluntad para actuar y obrar con intenciones meditadas y planificadas. El cerebro es la causa de nuestra cultura al permitir la presencia de apetitos, sensaciones, imaginaciones, emociones, afectos, intuiciones, deseos y pensamientos racionales, lógicos; en general, nuestro cerebro nos permite la presencia de sentimientos y pensamientos, que son dos entre los muchos y diferentes resultados de su funcionamiento. El cerebro procesa y coordina la información suministrada por el funcionamiento interno de todo el cuerpo al que pertenece y procesa, también, cada una las relaciones y efectos que se establecen y producen con el exterior y sus componentes: con las condiciones, circunstancias y cosas que existen efectivamente afuera de él. El cerebro construye con mucho acierto una imagen interna de lo que esta sucediendo a cada instante afuera y adentro del cuerpo, regula nuestro comportamiento y conducta; funciona intrínsecamente para producirnos "sueños", "fantasías", imaginaciones, sentimientos y pensamientos que no podemos controlar y tambien los que controlamos voluntariamente.  A manera de  comparación  no muy acertada, podemos decir que se parece bastante a una grabadora de vídeo que registra nuestra propia vida y experiencia interna y externa, pero que, también, produce su "propia película", la que entra a hacer parte de la que nosotros realizamos y producimos a voluntad. Inconsciencia, preconsciencia y consciencia, automatismo y voluntad, descontrol y control son formas de funcionamiento cerebral. El fenómeno humano es más complejo de lo que a veces pensamos. Aún estamos en la etapa de la infancia tratando de conocernos, entendernos y explicarnos  a nosotros mismos lo que somos, todo gracias a nuestro propio cerebro. Estudiamos al cerebro con el mismo cerebro; por el cerebro sabemos y sabemos que sabemos. Extraordinarias y sorprendentes son estas capacidades cuya fisiología empezamos a estudiar científicamente hace doscientos años, aproximadamente.
 
El funcionamiento de nuestro cerebro produce lo que llamamos consciencia, o ese  darse cuenta de algo, el saber que la presencia de ese algo tiene alguna materia y forma, y también, por este podemos entender y explicar sus causas y hacer previsiones y predicciones sobre su existencia. Todo lo que podemos investigar y saber de la existencia y vida de los seres del universo es posible gracias a nuestro cerebro. Eso que llamamos Cultura se puede entender como una función más del cerebro, una de las  más complejas y totalizadoras, unificadoras y sintéticas, en la que las capacidades de abstracción, movimiento, previsión del destino, objetivo o fin, planeación, acción y ahorro de energía durante el trabajo, son dependientes del estado de funcionamiento de nuestro cerebro, de su genética, de su morfología y fisiología en un momento dado. Efectivamente nuestra cultura es un asunto del cerebro.

            









Categoría: Cultura, cuerpo humano, cerebro | Vistas: 1307 | Agregado por: juanninolopez | Fecha: 2012-06-16

Conscientĭa significa, literalmente, «con conocimiento» (del latín cum scientĭa). entendida como el conocimiento compartido, un poco diferente a la consciencia como ´ser darse cuenta de algo o saber sobre algo´ se define, en general, como el conocimiento que un ser tiene de sí mismo y de su entorno, y se refiere a la moral o al bien, a la recepción e interpretación normal de los estímulos del interior y del exterior.  En la especie Homo sapiens, la conciencia implica varios procesos cognitivos interrelacionados. Se traduce del griego synéisis, de syn -'con'- y éisis -'conocimiento'-, de modo que significa co-conocimiento, o conocimiento con uno mismo.

Conciencia se refiere al saber de sí mismo, al conocimiento que la mente humana tiene de su propia existencia, estados o actos. Conciencia se aplica a lo ético, a los juicios sobre el bien y el mal de nuestras acciones. Una persona cloroformizada recobra la conciencia al cesar los efectos del anestésico. Una persona "de conciencia recta" no comete actos socialmente reprobables.

La conciencia en psiquiatría puede también definirse como el estado cognitivo no abstracto que permite la interactuación, interpretación y asociación con los estímulos externos, denominados realidad. La conciencia requiere del uso de los sentidos como medio de conectividad entre los estímulos externos y sus asociaciones.

Los humanos adultos sanos tienen conciencia sensitiva y conciencia abstracta, aunque también el pensamiento abstracto se presenta en otras especies animales, así mismo se ha comprobado que algunas especies animales tiene una conciencia rudimentaria de sí mismos.


Si aceptamos que la cultura es lo que hacemos, actuamos y obramos motivados por el conjunto complejo de apetitos, sentimientos y pensamientos; y aceptamos que el conocimiento adquirido es indispensable y necesario para ser conscientes, podemos establecer una clara división entre el "comportamieneto involuntario" y el "comportamiento voluntario". Esta dividsión marca igualmente la diferencia entre una "cultura por naturaleza" (instintiva) y otra "cultura artificial" o la propiamente dicha "cultura inteligente, racional" a la que denominamos solamente cultura. De esta manera, se puede concluir que la cultura propiamente dicha (la voluntaria-artificial, inteligente y racional) y la consciencia aparecen correlativamente. La consciencia puede tomarse como el punto de partida de cualquiera de las formas de la cultura inteligente; de aquí resulta que las diferentes formas de conocimiento determinan diferentes formas de consciencia y a su vez determinan las diferentes manera y modos de producir cultura.  
Categoría: Cultura, cuerpo humano, cerebro | Vistas: 760 | Agregado por: juanninolopez | Fecha: 2012-06-15

La estrecha relación que existe entre nuestros comportamientos,conducta y nuestra cultura, con sus creencias y conocimientos ciertos, probados (o ciencia) es estudiada por diversas ciencias como la antropología, la sociología y la psicología, entre otras varias. 

El conjunto de creencias ha sido durante todo el transcurso de nuestra historia un componente importante y definitivo para el establecimiento de la cultura. Igualmente lo ha sido el conjunto de conocimientos precientíficos y científicos que en algún momento ha estado disponible para el entendimiento de lo que sucede en nuestro mundo interior y exterior. 
 
Categoría: Cultura, cuerpo humano, cerebro | Vistas: 741 | Agregado por: juanninolopez | Fecha: 2012-06-14


Categoría: Sobre la cultura en general | Vistas: 775 | Agregado por: juanninolopez | Fecha: 2012-06-14

Categoría: Sobre la cultura en general | Vistas: 781 | Agregado por: juanninolopez | Fecha: 2012-06-13




  

Categoría: Nuestra historia, aspectos generales | Vistas: 770 | Agregado por: juanninolopez | Fecha: 2012-06-13

Categorías de la sección
Sobre la cultura en general [2]
Resultados de la ciencia de la Colología
Cultura, cuerpo humano, cerebro [3]
Relación y determinación de la cultura por la organización del cuerpo humano
Nuestra historia, aspectos generales [1]
La historia de la especie humana.
MIEMBROS Y AFILIADOS
Búscar
MENSAJES -CHAT-
500
Redes Sociales
Amigos del sitio
  • Cree su sitio
  • Juegos Online Gratuitos
  • Su Escritorio en Línea
  • Tutoriales de Video
  • Fan Page de uCoz